sábado, 28 de marzo de 2015

¿Alergia al incienso? No importa, hay alternativas.

Hace tiempo ya (un mes concretamente) me escribió una chica que por lo visto le tenía alergia al incienso y me preguntaba porque podía sustituirlo. Y debido a un cúmulo de cosas (que Youtube últimamente a X personas no me deja responderte los comentarios, que tengo mala memoria) no he hecho esta entrada hasta ahora.

Personalmente se me ocurren dos alternativas al no poder utilizar el famoso incienso comercializado de barra o conos.

1º Uso de carbón liturgico e incienso puro. 


Muchas veces la causa de esta alergia puede deberse a los componentes químicos que se utilizan en la elaboración de los inciensos listos para encender. Por ello una alternativa sería la utilización de la propia planta ya seca quemándose sobre una pastilla de carbón.

Aviso que es bastante delicado de encender y se recomienda tener pinzas como en la foto, lo mejor sería ver un vídeo sobre como se hace ya que aunque parezca que no tiene ningún misterio podemos darnos más de una sorpresa. E importante, colocad arena o piedras en la parte baja del cuenco para que absorba el calor. Igual más de uno está arto de oirme decir esto pero lo repito por si hay alguien nuevo, no, la sal no vale. No es buena introducirla en el circulo.


2º Uso de quemador de esencias y aguas aromáticas

Si realmente nuestro malestar al incienso prosigue aun con el citado anteriormente entonces necesitaremos dejarlo y buscar un sustituto. Otra herramienta que impregne el aire de su esencia, por tanto ¿Qué mejor que un quemador de esencias?
No obstante, en este caso no lo llenaremos de ese misterioso aceite (que solo los Dioses saben de que están echos y porque ni el de pino huele a pino) si no de una mezcla creación nuestra. Os dejo aquí el link de una página que explica como hacerlo.





Espero que os sea de ayuda.

Aerowen Elwin

No hay comentarios:

Publicar un comentario